lunes, 20 de agosto de 2012

Santo del día: San Bernardo de Claraval, Abad y Doctor de la Iglesia


Memoria de san Bernardo, abad y doctor de la Iglesia, el cual, habiendo ingresado con treinta compañeros en el nuevo monasterio del Cister, fue después fundador y primer abad del monasterio de Clairvaux (Claraval), dirigiendo sabiamente a los monjes por el camino de los mandamientos del Señor, con su vida, su doctrina y su ejemplo. Recorrió una y otra vez Europa para restablecer la paz y la unidad e iluminó a la Iglesia con sus escritos y sabios consejos, hasta que descansó en el Señor cerca de Langres, en Francia.

Hoy la Iglesia celebra la memoria litúrgica de san Bernardo. Nacido en 1091, ingresó en la Orden del Císter a los 22 años de edad y falleció a los 63, tras 40 de vida religiosa y 38 de abadiato. Los numerosos milagros obrados por Dios en torno de su sepulcro motivaron la canonización, veinte años después.

En el seno de una de las familias más religiosas de su tiempo Bernardo empezó a conocer a Jesús y a la que más tarde será el objeto de sus escritos mejores y más inspirados, la Virgen María. En su juventud todo su ser le empujaba a conseguir triunfos fáciles en el mundo; pero Dios le tenía destinado para cosas mejores. El mismo afán de perfección le llevó al acto más decisivo de su vida: abandonar el mundo con todos sus encantos, delicias, promesas y posibilidades de éxito, e ingresar en el monasterio de Citeaux.

En esta decisión trascendental, aparece ya una de las características de su espíritu y vocación: la orientación social y apostólica de todos sus actos. Decide hacerse monje, pero no lo hará solo; con él irán otros treinta compañeros, entre ellos algunos hermanos y parientes. Dos años después -tenía Bernardo sólo veinticinco-, se encarga ya de fundar un monasterio del que ha sido nombrado abad, y aparece en escena uno de los cenobios más gloriosos de la Europa del medioevo: Claraval.

Claraval es el cenáculo donde Bernardo forja su santidad. Entre la oración, la penitencia que ha de comprometer pronto su salud, y la lectura de los libros sagrados, consume el poco tiempo que le deja libre su cargo abacial. Cuida de todos, es el buen padre que San Benito deseaba para sus monjes y ve cómo rápidamente su comunidad crece. Atraídos por la fama de su santidad, acuden a él las personalidades de su tiempo, y pronto la reforma cisterciense que hasta su llegada a Citeaux parecía condenada a perecer, llega a tener trescientos monasterios extendidos por los lugares más diferentes de Europa.

Los reyes y los nobles protegen la naciente Orden, y los Papas y obispos le conceden grandes privilegios, deseosos de que en toda Europa renazca el genuino espíritu cristiano. Pero, en el plan divino, Bernardo no ha de ser sólo un buen abad, un santo abad que cuide a sus monjes como hijos y que administre con justicia el monasterio y conduzca sus moradores a la perfección cristiana; Bernardo debe convertirse en el apóstol de Europa, el árbitro de la Cristiandad.

Estamos en la primera mitad del siglo XII, siglo atormentado por las herejías y los cismas. Los doctores y altas autoridades de la Iglesia se hallan divididos por razones e intereses demasiado humanos, y Bernardo, el humilde monje, ya de precaria salud, que sólo desea la paz del claustro para poseer más y más a Dios, tendrá que intervenir para restablecer el orden.

Dirime la disputa entre su Orden y los Cluniacenses, usando al mismo tiempo la máxima energía y la más profunda humildad; asiste al Concilio de Troyes para organizar la Orden de los Templarios y dictar su regla; interviene en el cisma levantado por Anacleto II contra Inocencio II, logrando con una actividad rápida y eficaz que todos los reyes y príncipes europeos reconozcan a este último como Papa legítimo y que el antipapa llegue a humillarse postrándose a los pies del verdadero sucesor de Pedro.

Donde mejor aparece su clarividencia, energía y entrega para la causa de la verdad, es en la condenación de los errores de Abelardo, Arnal de Brescia y Gilberto de la Porrée. Extracta sus ideas y consigue que la competente autoridad eclesiástica las condene para prevenir su difusión; pero no se deja cegar por el triunfo, y, llevado por la caridad, no abandona a los herejes, sino que intenta que vuelvan a la verdadera fe de Cristo.

En estas largas discusiones, su dialéctica, capaz de deshacer el error más solapado y al enemigo más tenaz, se hizo patente. Enfermo ya y desgastado por las duras penitencias y difíciles empresas apostólicas, fiel a la invitación de Eugenio III, se dedica a predicar la segunda cruzada a los Santos Lugares. Era el año 1146. Después de recorrer gran parte de Francia y Alemania, consigue reunir un gran ejército de cruzados de todas las naciones europeas.

Pero desengañado por el escaso fruto obtenido por la cruzada, debido en gran parte a las múltiples intrigas de los mismos príncipes cristianos, decide finalmente volver al retiro de Claraval, al claustro donde se ha formado para la lucha y donde ha de rendir cuenta de sus actos a Dios, en la primavera del año 1153. Pero no fue en todas estas proezas donde Bernardo se santificó, sino en la continua lucha que sostuvo toda su vida para ser dueño de sí mismo. Era de carácter enérgico, exigente y exaltado, y se convirtió en el hombre más dulce, más comprensivo, el que ha sabido destilar más miel en sus escritos, el único que ha merecido el título de "Doctor Melifluo".

Bernardo de Fontaines nos ha dejado muchos libros y sermones. Entre ellos sobresalen los que comentan el "Cantar de los Cantares", admirables por la altura de su mística. Cuando habla de Jesús y de su Madre Santísima, escribe lo mejor que se conoce en la literatura cristiana. Por todo ello también ha recibido el título de "último de los Padres de la Iglesia". 

Radio Vaticano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La misión de los Heraldos del Evangelio

Visitantes Online

Nuestros visitantes

Albania – Alemania – Andorra – Angola – Arabia Saudí – Argentina – Aruba – Antillas Holandesas – Australia – Austria – Benin – Bélgica – Bolivia – Bosnia y Hercegovina – Brasil – Bulgaria – Canadá – Chile – China – Colombia – Corea del Sur – Costa de Marfil – Costa Rica – Croacia – Cuba – Dinamarca – Ecuador – Egipto – El Salvador – Emiratos Árabes Unidos – Eslovaquia – Eslovenia – España – Estados Unidos – Estonia – Filipinas – Finlandia – Francia – Georgia – Ghana – Grecia – Guan – Guatemala – Guyana Francesa – Haití – Holanda – Honduras – Hong Kong – Hungría – India – Indonesia – Irán – Irlanda – Islas Fiyi – Islas Vírgenes – Israel – Italia – Jamaica – Japón – Kenia – Kuwait – Letonia – Líbano – Lituania – Luxemburgo – Malasia – Malta – Marruecos – Mauricio – México – Mónaco – Mongolia – Nicaragua – Nigeria – Noruega – Nueva Zelanda – Omán – Pakistan – Panamá – Paraguay – Perú – Polonia – Portugal – Puerto Rico – Qatar – Reino Unido – República Checa – República Dominicana – Rumania – Rusia – Singapur – Sri Lanka – Serbia – Siria – Suecia – Suiza – Taiwán – Tailandia – Tanzania – Trinidad y Tobago – Turquía – Ucrania – Uganda – Uruguay – Vaticano – Venezuela – Vietnam

Tags Etiquetas

abad abidias adan africa alba alcala alegria aleijadinho alejandra alejandria alejandro alemania ambrosio america ana ancona andres angel de la guardia angeles angeles custodios angelus antiguo testamento Antioquía aparecida apariciones apostoles arcangeles arzobispo asia asis auxilio de los cristianos avila barcelona bari basilica bautismo beata beato beatriz belen benedicto XVI bergoglio bernadita bibiana biblia bosco brasil brigida buen consejo caballeros de la virgen caminata caridad carlos carmcarelitas carmelitas carmelo catarina catholicnet catolica catolicos cecilia chacabuco chile chilenos cla claudia colegio coliseu colonia comunicación concepcion conclave constantino convento da luz conversión cova da iria cristiano cristianos cristo cuaresma cuba custodios damaso daniel david descalza descalzos dia de jose dias diego difuntos discipulos discipulos misioneros divina misericordia doctora de la iglesia dolores domingo domingo de ramos dominicos don bosco dones del espiritu santo edmundo egipto ermitaña escocia escola españa espirito espirito santo ester eva evangelio ezequiel facebook familia fatima Fátima fe felix Fiesta de Corpus Christ francia franciscano francisco francisco I francisco martos francisco y jacinta fundador fundadora gabriel gaudium gaudium press genazzano genesis goa google guadalajara guadalupe guaratingueta habito religioso heraldos heraldos de la palabra heraldos del evangelio hermana lucia herodes hombres hungria iglesia iglesia catolica imaculada concepcion imagen de la virgen del carmen imperatiz india inglaterra inmaculada inocentes intenciones irlanda isabel italia jacinta jacinta martos jao cla javier jeremias jeronimo jerusalem jesucristo jesuita jesus jmj joao joao cla joão clá joaquim jorge josafat jose jovenes juan juan de austria juan de la cruz juan pablo II karolina kozkowna laboure laura leon leonardo lepanto lerida letran liberio lo vasquez lorena loreto los heraldos los heraldos del evangelio lourdes lucia macabeos madre magno manuel maria marruecos marta martin martina martir martires mayo medalla milagrosa mejico mensajeros del evangelio mercedarios milagro del sol milan mision joven Misioneros mistica monasterio monseñor monseñor joao cla dias montfort musica nacimiento navarra navidad nazaret nicolau niño dios niño jesus noblac noticias noviembre obispo octubre ojos oración orionitas ovejas pablo pablo vi padre joao padres Padres Heraldos padroeiro do brasil palau papa papa francisco papa. santo padre paraguay pastor pastoral juvenil Pastozitos patrono paula penitencia Perpetuo Socorro peru pio v plinio pobres pontifice porres portugual presebre presentacion profeta purgatorio raquel redentoristas reina religiosa renuncia ricardo ezzati rio de janeiro roma rosario sagrada familia sagrado sagrado corazón salesianos san san antonio san augustin san francisco san jose san juan diego san pablo san pedro san rodrigo santa santa casa santa cruz santa ester santa rita de casia santa rosa de lima santiago santiago de chile santo santo domingo santo padre santos santuario sara semana santa señora del rosario septiembre siracusa Soissons sorbona tarragona templo toledo traslacion turquia ucrania valeriano vaticano vatucano vedra victor vida monastica viernes santo virgen Virgen de Fátima virgen de guadalupe virgen de lo vasquez virgen de lourdes virgen del cobre virgen del rosario virgen maria vitalidad de la iglesia yolanda zebedeu